Sentar las bases para un diálogo político birregional fortalecido con el fin de conectar las prioridades del Foro de Ministros de Medio Ambiente con las del Pacto Verde Europeo, fue el objetivo de este evento virtual.

 

2 de febrero, 2021. Bruselas, Bélgica. El evento paralelo titulado “Construyendo una alianza verde entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe”, se llevó a cabo el 2 de febrero en el marco del XXIII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe y fue organizado por la Unión Europea y la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del PNUMA.

Este evento tuvo como propósito intercambiar información sobre planes estratégicos e inversiones orientadas a la recuperación verde en ambas regiones. Asimismo, buscó recoger sugerencias de alto nivel que pudieran orientar las prioridades estratégicas de alianzas entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe en cambio climático, medio ambiente, biodiversidad y economía circular para el ciclo de programación de la Unión Europea 2021-2027.

Dicho encuentro virtual contó con la intervención de tres panelistas: Jorge de la Caballería, Jefe de Unidad de América del Sur y Operaciones Regionales, de la Dirección de Alianzas Internacionales de la Unión Europea; Andrea Meza, Ministra de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica y Simon Stiell, Ministro de Resiliencia Climática, Medio Ambiente, Reforestación, Pesquería, Gestión de Desastres e Información de Granada. El intercambio y reflexión que generaron estos tres discursos impulsaron un conversatorio de alto nivel que tuvo lugar luego de sus intervenciones.

En la apertura, Jorge de la Caballería señaló que el Pacto Verde Europeo implica avanzar más aún en la senda del desarrollo sostenible y que para lograrlo se requiere una recuperación económica global verde y sostenible e inclusiva. “Queremos realmente con nuestros estados miembros y nuestros aliados europeos (…) planificar y financiar, y hablar de estrategia de manera conjunta, poniendo también en la mesa de la discusión (…) al sector privado y a las instituciones financieras”, manifestó.

De la Caballería añadió que la Unión Europea se encuentra en un momento único para la construcción de dos iniciativas regionales; por un lado, la asociación Unión Europea - Caribe para la resiliencia y un acuerdo verde y una asociación Unión Europea – América Latina y el Caribe centrada en la gobernanza climática y ambiental. Finalmente, destacó que la experiencia positiva de programas como EUROCLIMA+ pueden servir como base para crear una estrategia y una acción común para los próximos años.

Por su parte, Andrea Meza, subrayó la necesidad de reforzar visiones y propuestas conjuntas en negociaciones de tratados internacionales, la creación de instrumentos regionales o internacionales y la necesidad de un mayor impulso hacia una cooperación sostenida más efectiva que lleve realmente a resultados. Asimismo, destacó que se requiere generar alianzas para consolidar condiciones habilitantes, que permitan crear más instrumentos de política pública robustos.

“El gran reto que estamos vivenciando es el endeudamiento elevado. Eso nos limita la capacidad de hacer cosas. Necesitamos, hoy más que nunca, fondos no reembolsables que nos ayuden a probar tecnologías con vista a resultados y hacer innovación en el territorio”, finalizó Meza.

Seguidamente Simon Stiell durante su discurso señaló que pequeñas islas como Granada pueden demostrar rápidamente en pequeña escala lo que se puede hacer en materia climática a mayor escala en países más grandes de América Latina y el Caribe.

Del conversatorio destacó cómo la Unión Europea comparte con los países de América Latina y el Caribe valores comunes así como una visión común, y que existe un claro compromiso con el multilateralismo. Además, aunque se reconocen los buenos resultados de la cooperación en curso Unión Europea-América Latina y el Caribe, se sugiere que la escala de la cooperación debe incrementarse en el futuro, pasando a iniciativas más grandes capaces de contribuir a transformar las economías, con efectos transformadores y permanentes a largo plazo.

Otras de las conclusiones de este encuentro virtual fue que la cooperación debe concentrarse en (i) políticas públicas sólidas (estrategias de largo plazo, leyes), (ii) ecologizar el sistema financiero a través de buenas prácticas, productos financieros, gestión de riesgos y también acceso a financiamiento en mejores condiciones y (iii) preparar y financiar grandes proyectos de inversión.

Asimismo, se señaló que el enfoque sectorial de la cooperación futura debe tomar en cuenta que existen prioridades comunes en la región como lo son la transición energética y el transporte sostenible (movilidad eléctrica, energías renovables), la agricultura y los océanos. Finalmente, se indicó que el foco debe estar en soluciones basadas en la naturaleza para asegurar que se le dé un valor real a la naturaleza y la biodiversidad, y que los diferentes ecosistemas requieren soluciones adaptadas y subregionales.

Para mayor detalle e información le invitamos a ver la grabación del evento

Sobre EUROCLIMA+

EUROCLIMA+ es un programa financiado por la Unión Europea sobre sostenibilidad ambiental y cambio climático con América Latina. Su objetivo es reducir el impacto del cambio climático y sus efectos en América Latina promoviendo la mitigación y adaptación al cambio climático, la resiliencia y la inversión. El Programa se implementa bajo el trabajo sinérgico de siete agencias: Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Expertise France (EF), Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH y ONU Medio Ambiente.