El sector Bosques, Biodiversidad y Ecosistemas (BBE) comparte experiencias de sus proyectos en relación a la gobernanza de los recursos naturales durante seminario virtual.

21 de diciembre de 2020. Cada quince días, agricultores se reúnen en la casa ejidal de Cofradía de Juárez en Armería (México) para intercambiar conocimientos con los representantes del proyecto “Articulando Agendas Globales desde lo Local”, que se ejecuta en México y Brasil. Los temas que discuten están relacionadas a las acciones de Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) que implementan, y que les permite adaptarse a los efectos del cambio climático.

Alejandra Tenorio, coordinadora del proyecto, participó en el seminario virtual Lecciones emergentes: Gobernanza de los recursos naturales a nivel local para fortalecer la implementación de las NDC en América Latina”, y explicó que los agricultores ven los avances de sus trabajos a través de una plataforma virtual, que les permite hacer seguimiento y monitoreo a sus acciones de AbE. Estos procesos son similares con los representantes del sector privado y del gobierno de ambos países, a través de los cuales conocen la vulnerabilidad de las poblaciones frente al cambio climático e identifican quiénes requieren atención prioritaria.

Con estas actividades se acortan las brechas entre los diversos actores, y se promueven las sinergias, retos que son importantes abordar para lograr una buena gobernanza de los recursos naturales, entendida como el conjunto de normas, instituciones, y procesos que determinan cómo ejercer el poder y las responsabilidades sobre los recursos que brinda la naturaleza.

“El 70% de los retos para alcanzar los objetivos de las NDC y que mencionan continuamente las personas están relacionados con la gobernanza. Donde tenemos que ver los cambios es desde la experiencia local para llevarla y adaptarla a los procesos globales”, explicó Thora Amend, Consultora GIZ para Análisis de Gobernanza, durante el seminario.

Este tipo de gobernanza establece que en la toma de decisiones deben  estar incluidas las mujeres, hombres, poblaciones indígenas y comunidades locales, quienes aseguran el acceso, participan y son afectadas por la gestión de los recursos naturales.

Por su lado, Alejandra Tenorio también explicó que  el proyecto que lidera ha puesto en marcha una gobernanza participativa multi-actor, y hasta el momento ha logrado fortalecer las capacidades de más de 170 funcionarios y actores clave en temas de AbE.

“Involucrar al sector privado y movilizar a la sociedad civil ha sido fundamental para desarrollar las acciones AbE. Además, con los procesos participativos de agricultores y agricultoras se ha mejorado la gobernanza y el desarrollo de capacidades en los municipios. Alinear metas locales de las NDC e integrar metas globales a la planificación del desarrollo local ha sido fundamental para el proyecto”, sostuvo. 

Siete recomendaciones para una buena gobernanza a nivel local

A través la experiencia de los proyectos del sector BBE, se presentaron 7 recomendaciones para la buena gobernanza, que se compartieron durante el seminario virtual, y que contribuyen con las NDC y otros objetivos nacionales e internacionales relacionados al cambio climático:

#1 Asegurar una comunicación adecuada. Fortalecer diferentes canales de comunicación horizontal y vertical. Utilizar los medios y lenguaje apropiados, comprensibles y atractivos para los distintos actores que se desenvuelven en contextos diversos.

#2 Fortalecer la cooperación con visión. Desarrollar una visión compartida entre actores diversos y socios en el proyecto; definiendo en conjunto la dirección estratégica del enfoque de las medidas y contribución a las acciones definidas en las NDC.

#3 Mejorar la coordinación interna: Desarrollar y/o fortalecer las estructuras de coordinación internas, tanto estratégicas como operacionales, en un diálogo abierto y cooperativo.

#4 Monitorear y reportar los resultados: Enfatizar la importancia de reportar los resultados del proyecto y sus vínculos concretos con las NDC. Esto requerirá de dinámicas de reporte adaptables: los proyectos contactan directamente a los gobiernos subnacionales y estos informan a los actores nacionales para que los resultados de dichos proyectos sean incorporados como parte de la política pública y procesos de implementación de las NDC.

#5 Incrementar el involucramiento de actores técnicos: Los actores técnicos (por ejemplo, extensionistas del sector agrícola, administradores de recursos hídricos, planificadores, etc.) frecuentemente interactúan con las poblaciones locales y se encuentran muy bien informados sobre sus contextos. En este sentido, es de gran relevancia involucrarlos, junto con las organizaciones co-aplicantes, en la discusión y espacios de difusión promovidos por el gobierno central con relación a las NDC.

#6 Buscar vínculos proyecto-política: Analizar cómo las actividades del proyecto están vinculadas con objetivos de políticas y actividades a nivel local, subnacional y nacional, a través de marcos lógicos o indicadores específicos que pueden ser contabilizados y sumados a los compromisos y metas del país.

#7 Fomentar sinergias e incidencia: Crear sinergias con redes y plataformas que trabajan con diferentes organizaciones (por ejemplo, ONGs, Oorganizaciones de Base Comunitaria (OBC) etc.), dentro del ámbito nacional. Mientras más sinergias se generen con plataformas representativas, organizadas y sólidas, mayor será el impacto logrado en el gobierno central (en contraposición de optar por micro plataformas o grupos específicos del proyecto). 

Más información

Seminario virtual “Lecciones emergentes: Gobernanza de los recursos naturales a nivel local para fortalecer la implementación de las NDC en América Latina” disponible aquí:

Presentación del seminario disponible aquí.