Una oportunidad para avanzar y fortalecer institucionalidad y políticas climáticas

Imprimir

Fabiola Muñoz, ministra del Ambiente del Perú: “Esta situación del covid-19 nos está dando una oportunidad para tener un cambio mucho más veloz hacia la sostenibilidad ambiental

A continuación un resumen de una entrevista realizada a la ministra del Ambiente del Perú, Fabiola Muñoz, sobre las acciones que su país está impulsando en materia de cambio climático y cómo la situación del covid-19 se puede tomar como una oportunidad para lograr una verdadera sostenibilidad ambiental.

La propuesta del MINAM titulada Dialoguemos sobre el Cambio Climático es un proceso  participativo multisectorial, multinivel y multiactor. Fue relevante para la formulación y socialización de las NDC y la Ley Marco sobre Cambio Climático y su reglamento.  ¿Por qué se ha convertido esta experiencia en un proceso inspirador para diversos países en América Latina y el mundo?

Porque justamente hemos abierto e incluido a nuestros ciudadanos y ciudadanas en estas conversaciones. El reglamento de la Ley Marco sobre Cambio Climático ha sido un proceso muy importante para el país, pero también ha sido muy inclusivo; la sociedad ha participado a través de diversos talleres descentralizados porque en el MINAM decidimos que una de nuestras prioridades es reconocerles el derecho de participar con nosotros, pero también reconocer que tienen una responsabilidad sobre lo que significa el cambio climático.

Las autoridades somos quienes definimos las normas, las reglas del juego, pero son las personas, es la ciudadanía quien se beneficiará de ellas y finalmente puede contribuir con sus acciones. Y esta es justamente una característica muy importante de este proceso. Recordemos que el Perú es un país megadiverso pero también multicultural; entonces, es clave que seamos inclusivos y realicemos procesos con pertinencia cultural. 

46866880984 55018b07e1 6kPero también, hemos escuchado las experiencias de otros países, nos hemos nutrido de las acciones que otros ya han hecho. Estoy convencida de que por la forma como nosotros hemos planteado este diálogo, este espacio de intercambio, hemos logrado ser innovadores. Este diálogo nos ha reconocido a todas y a todos como ciudadanos, actores de un proceso de cambio y eso hace que finalmente nuestras políticas sean más sostenibles, porque la gente se apropia de ellas. Además hace que estas políticas puedan tener una mirada multidisciplinaria, multiactor y multinivel, características fundamentales para procesos tan complejos como estos.

Y ahora, estas lecciones que hemos aprendido, nosotros también las estamos empezando a compartir con otros. Y creo que eso ha tenido un impacto muy interesante en algunos países de la región, especialmente en el trabajo con pueblos indígenas, porque no es fácil dialogar con pueblos que culturalmente tienen otras prácticas; que por tradición tienen otras formas de organización, de comunicarse y que por naturaleza o por las circunstancias desconfían mucho del Estado. Entonces sentarse a la mesa ya es un gran paso y sentarse a la mesa a dialogar para llegar a consensos es un paso aún mayor.

La Ley Marco sobre Cambio Climático y su reglamento, ¿de qué forma fortalecerá la institucionalidad y las políticas climáticas en el Perú?

Hace más de 20 años que estamos trabajando en estos temas, pero en los últimos años hemos logrado tener una visión clara sobre algunos de los objetivos estratégicos que nos permiten ir construyendo como país ese camino. 

Hoy estaba revisando algunas publicaciones de varias empresas que quieren asumir el reto de ser carbono neutral al 2030, por ejemplo. También con la propia población estamos discutiendo acerca de las medidas que deberíamos incluir en nuestro quehacer cotidiano para seguir fortaleciéndonos como país en este ámbito. Asimismo, acabamos de aprobar una modificación de la Ley sobre la Gestión Integral de los Residuos Sólidos para poner en el país el tema de clasificación como algo obligatorio. A partir de esto, tenemos que fomentar todo lo que significa el reciclaje y esto tiene una conexión directa para lograr que los ciudadanos asumamos la responsabilidad.

Es claro que necesitamos seguir trabajando en la gestión pública para articular los diferentes niveles de gobierno con mandatos transparentes, con ideas y políticas claras, pero todo tiene que enlazarse con la población, porque como ciudadanos debemos empezar a implementar esto dentro de nuestro propio comportamiento.

Otro ejemplo es el transporte. Debemos incentivar la electromovilidad, el transporte sostenible, el uso de la bicicleta. Y en este momento particular que estamos viviendo por el covid-19 tenemos que acelerar estos procesos de cambio y aprovechar las oportunidades que se nos están abriendo. Mire, hemos luchado durante años en el Perú para que las ciclovías estén bien marcadas, que todas las avenidas grandes tengan ciclovías, que se respete un espacio para aquellos que quieren usar bicicleta y lo cierto es que no habíamos sido tan efectivos. Habían iniciativas de algunos gobiernos locales pero no habíamos conseguido que en la avenida Tacna, una de las más importantes de Lima, nos pusieran una ciclovía, ahora la tenemos.

Le pongo otro ejemplo. Nosotros usamos mucho el mototaxi en la zona del norte del país. Hoy día el mototaxi ya no va a poder llevar tres personas, puede llevar solo una para guardar el distanciamiento social. Entonces el mototaxista va solo a cobrar un pasaje y va a perder dinero. Pero qué pasaría si nosotros lo incluimos en un programa de cambio para que deje de usar combustibles fósiles y utilice motor eléctrico. El ahorro que va a tener le recompensará esa pérdida de pasajeros y puede ser perfectamente rentable. Podemos tener programas de promoción para la reconversión de este tipo de vehículos. Premiar a aquellas empresas, aquellos empredimientos que busquen reducir emisiones, pienso en flotillas de buses eléctricos por ejemplo. Si queremos pensar en inversión privada es justo el tipo de inversión que tenemos que incentivar como Estado.

Algunos piensan que esto será temporal por la pandemia, pero es justamente el tipo de medidas que tienen que ser de vocación permanente. Ya no podemos regresar a lo que teníamos antes, esta es una oportunidad para avanzar, fortalecer la institucionalidad y las políticas climáticas.

¿El covid-19 ha venido a cambiar el ritmo de la planificación en el proceso de la actualización de la NDC del Perú y en la estrategia de largo plazo?

Yo creo que somos uno de los sectores que está tratando de construir la oportunidad en medio de la crisis y esa oportunidad es enorme. Todavía yo siento que no estamos en la velocidad que deberíamos. Personalmente creo que podemos hacer más pero estamos avanzando.

En líneas generales, el Ministerio está trabajando tiempo completo toda su gente desde sus casas. Las reuniones no paran, los eventos continúan. Estamos entrando a esa nueva lógica del no tener que estar físicamente juntos pero estamos trabajando juntos. De hecho nos hemos propuesto que todo el proceso de actualización de las NDC deberíamos tenerlo a finales de este 2020.

Pero además de este proceso de actualización de nuestras NDC, estamos discutiendo el tema de una reactivación económica donde esté inserto el componente ambiental. Porque simplemente, tenemos que cambiar, tenemos que reconocer que la forma en que hemos estado haciendo las cosas no es necesariamente la mejor y que existen otras maneras de hacerlo que nos pueden brindar más beneficios.49706710762 60869ec470 k

El 2030 está a la vuelta de la esquina y tenemos que mirar también una estrategia de largo plazo al 2050. Ahí tenemos que ser aún más ambiciosos, ser aún más participativos y articuladores.

Tenemos que aumentar nuestro sentido de urgencia, tener más proactividad y creo que esta pandemia nos está dando esa oportunidad. No tenemos que continuar esperando a que nos lleguen las normas para opinar, nosotros tenemos que ir a buscar a los sectores que proponen esas normas para que sus normas -desde que son propuestas- ya integren el componente ambiental.

El componente ambiental no puede ser la cereza de la torta tiene que ser la harina de la torta. Necesitamos realmente entender que el componente ambiental es esencial en la toma de decisiones y estas tienen que ser cada vez más sostenibles.

Usted ha mencionado la importancia de una recuperación verde, ¿cómo le gustaría que se diera este proceso? ¿Cuáles son los principales temores o retos que se deben enfrentar?

Si mira a la mayoría de empresas que están metidas en negocios vinculados a negocios verdes, econegocios, es porque las personas son verdes. Entonces, por principio se han metido en el tema. Pero la gran mayoría lo hace o no lo hace por razones económicas o por necesidad. 

Hoy, ante el covid-19 hemos empezado a hacer muchas cosas por necesidad. Por ejemplo nosotros mismos en el Estado, había mucha discusión si podríamos implementar el teletrabajo, bueno, ahora lo estamos haciendo. Nosotros queríamos reducir el uso del papel y lo estamos logrando, cuando volvamos a la oficina sería ilógico que volvamos a usar papeles.

Entonces qué estamos haciendo para que eso se convierta en la regla y no en la excepción, bueno tenemos que meternos en la piel de los sectores, tenemos que ser capaces de entender qué es lo que están proponiendo y ayudarlos para que aquello que propongan sea sostenible.

De esta forma lograremos cambiar muchas cosas. La deforestación por ejemplo, sabemos que finalmente es una decisión económica, la gente cambia el bosque porque quiere darle otro uso porque considera que el uso que tiene como bosque no le es rentable. 

Entonces tenemos que cambiar nosotros el chip, de pensar que la gente va a hacerlo porque es verde y va a mantener la biodiversidad porque quiere hacer algo bueno por el planeta. Habrán algunos que sí, pero lo cierto es que la gente necesita comer y nosotros tenemos que lograr que ese bosque en pie le dé de comer y le sea suficiente para vivir dignamente y mandar a la escuela a sus hijos. De esta forma, le damos valor a los productos de la biodiversidad.

Yo soy ministra del Ambiente pero lo cierto es que no me importa si el cambio hacia la sostenibilidad la gente lo hace por principio, por vocación o por economía. Lo importante es que lo haga, después se dará cuenta de que en realidad es la mejor forma de vida. Pero necesitamos que la gente haga manejo forestal comunitario, empiece a preferir las energías renovables no convencionales, premien el uso de la movilidad eléctrica, separen sus residuos, y que todo esto sea parte de las cosas que simplemente tenemos que hacer. 

49204327743 1f95c53c7c k¿Cómo un socio estratégico como la Unión Europea puede apoyar en estos procesos que desde el MINAM se requieren?

Yo estoy muy agradecida con la cooperación y especialmente una cooperación como la de la Unión Europea. Ellos no han esperado a terminar sus procesos en sus países y ya están pensando en ayudarnos a nosotros. Claramente comparten sus lecciones.

La asistencia técnica, el soporte que hemos tenido para discutir temas como economía circular, como la acción climática en el Perú ha sido fundamental. Además, todo lo que ha significado el soporte para los propios procesos de diálogo que hemos impulsado, donde el programa EUROCLIMA+ ha sido clave. Entonces no solamente tenemos el ímpetu y las ganas nuestras como servidores públicos, sino además contamos con el soporte, la asistencia técnica, el financiamiento y el acompañamiento de muchas de las cosas que hemos hecho. Y ahí tenemos un primer punto de conexión.

La Unión Europea ha avanzado mucho con este tema del Pacto Verde Europeo y nosotros tenemos ahora que proponer medidas para reactivar la economía para un nuevo desarrollo urbano que sea sostenible. Pero además necesitamos apalancar diversas acciones conjuntas. Por ejemplo, y fue algo que yo he conversado con la representación del parlamento europeo, que les pidan a sus empresas que actúan en nuestros países que tengan el mismo estándar que ponen en sus países. No podemos tener un doble estándar, una empresa no puede ser correcta en Europa y contaminadora en nuestros países. No puede proponer un trabajo con energía renovable allá y no hacerlo aquí. No puede ir hacia un tema de economía circular allá sin hacerlo de este lado. Que no vengan a parar aquí millones de autos con combustibles fósiles, porque la idea es que cambiemos juntos y es un proceso en el que tiene que haber un hermanamiento aún mayor.

Para nosotros todo el trabajo de la estrategia de reactivación económica es una oportunidad para conectarnos con este cambio que está haciendo la Unión Europea a través de su Pacto Verde y el reto es cómo integramos estos temas. Nosotros creemos que hay una serie de medidas que estamos priorizando, transporte por ejemplo, cómo logramos hacer ese manejo sostenible en temas como una puesta en valor de nuestra agrobiodiversidad.

Yo creo que justamente la Unión Europea ha entendido que no basta con hacer las cosas bien en su territorio, sino que todos tenemos que hacerlas bien porque el impacto nos llega a todos.